La piel y sus nutrientes

The skin and its nutrients

Autores | Contacto

V Estrella *, J Nipotti **, M Orive ** y R Fernández Bussy ***

*  Jefa de Trabajos Prácticos. Cátedra de Dermatología, de Histología y Embriología. Universidad Nacional de Rosario.
** Alumnas de Segundo Año de la Carrera de Posgrado de Dermatología. Universidad Nacional de Rosario.
*** Profesor Titular de la Cátedra de Dermatología. Universidad Nacional de Rosario.

E-mail: veronicaestrella1@yahoo.com.ar

Recibido: 24-03-2015
Aceptado para su Publicación: 11-05-2015

Dirección
Prof. Dr. Ricardo E. Achenbach

Resumen | Palabras Claves

RESUMEN

Una nutrición balanceada es fundamental para mantener la salud en general. Como ya se ha demostrado, puede ayudar a prevenir enfermedad cardiovascular, diabetes, obesidad, algunos tipos de cáncer y muchas otras enfermedades. También el funcionamiento normal y la apariencia de la piel dependen de lo que se come y bebe.
Por otro lado, la constante búsqueda por reducir o limitar el envejecimiento y con esto mejorar la apariencia estética, ha dado lugar al consumo de suplementos de todo tipo para contrarrestarlo.
El envejecimiento cutáneo es un proceso dinámico y complejo, en el que están involucrados múltiples factores: genéticos, hormonales y ambientales.
En la alimentación, la nutrición es la principal fuente de oligoelementos, vitaminas, aminoácidos, péptidos, proteínas, agua, antioxidantes. Esto se encuentra principalmente en frutas, verduras, legumbres, cereales y hortalizas. Estos alimentos bloquean el efecto perjudicial de los radicales libres.

PALABRAS CLAVE: Nutrición; Piel; Envejecimiento.

SUMMARY

A balanced nutrition is the corner stone for a good health. Cardiovascular disease, diabetes, obesity and cancer can be prevented with a balanced nutrition. Normal functioning and the appearance of the skin also depend about we eat and drink.
On the other hand, human´s constant search for aesthetic improvement and delaying skin aging has led to the use of supplements to obtain balance.
The skin aging is a dynamic and complex process that involves many factors such as genetics, hormonal and environmental determinants.

KEY WORDS: Nutrition; Skin; Aging.

Artículo | Referencias

PIEL Y NUTRIENTES MINERALES

La adhesión entre los queratinocitos está dada por la concentración de calcio, ya que, en la composición de los desmosomas intervienen unas proteínas calcio dependientes, denominadas caderinas.
El calcio a través de la asociación sinérgica con α hidroximetionina y homotaurina recrea la homeostasis epidérmica, participa en la reparación del ADN y restaura las principales funciones celulares. El calcio genera mayor densidad, firmeza y elasticidad (evita la dermoporosis), la metionina es clave en la síntesis de proteínas y la taurina mantiene el agua intracelular (equilibrio osmótico).
Entre los nutrientes minerales clave para mantener la estructura de la piel, se encuentra también el silicio. Este participa en el proceso de mineralización de los huesos, en la producción de colágeno y también es necesario en la síntesis de los glicosaminoglicanos. 1
Las concentraciones más altas de silicio se detectaron en los tejidos conectivos de todo el organismo.
El silicio orgánico es “antiage”, ya que, estimula la síntesis de colágeno y la protección de membranas ante radicales libres, reafirma y reestructuctura la piel; es hidratante, porque captura moléculas de agua en las distintas capas de la piel y es antiarrugas, por reestructurar el tejido conectivo desorganizado. Al poseer acción lipolítica y reafirmante mejora el contorno corporal, el aspecto de las estrías, la “piel de naranja” y además estimula el crecimiento capilar y de uñas.

AMINOÁCIDOS

El aminoácido más sencillo es la glicina. La tirosina es un precursor de la melanina y la cisteína posee propiedades antioxidantes.
La arginina es un aminoácido semi-esencial, que al ser poco producido por el organismo precisa de un aporte exterior. A nivel cutáneo, la arginina y sus derivados intervienen en la cicatrización (síntesis de colágeno), pigmentación, circulación sanguínea y la lipólisis (liberación de óxido nítrico NO). La arginina actúa también como estimulante sexual y es considerado por algunos como antioxidante y dermoenergizante. 2

PÉPTIDOS

Las moléculas de los aminoácidos pueden unirse entre sí para formar péptidos: dipéptidos, tripéptidos u otros polipéptidos.
Los polipéptidos, categoría a la que pertenecen las proteínas, se forman por unión de diez o más moléculas de aminoácidos entre sí. El tripéptido glutatión, que es un antioxidante propio de nuestro organismo, se forma por la unión de acido glutámico, cisteína y glicina.

PROTEÍNAS

Las proteínas: simples como la queratina, el colágeno y la elastina. Las conjugadas: como las lipoproteínas (ej. colesterol), las glicoproteínas y las nucleoproteínas.

VITAMINAS

De acuerdo a su solubilidad, a las vitaminas se las clasifica en: hidrosolubles (complejo B y la vitamina C) y liposolubles (vitaminas A, D, E  y K).
Todas las vitaminas del complejo B, son coenzimas o forman parte de las coenzimas e incluye a las siguientes vitaminas: tiamina (B1), riboflavina (B2), piridoxina (B6), cobalamina (B12), ácido pantoténico, ácido nicotínico, biotina y ácido fólico. También se suele incluir en este grupo al ácido alfa-lipoico y a la colina.

VITAMINA C O ÁCIDO ASCÓRBICO

El ácido ascórbico o vitamina C es un antioxidante monosacárido  hidrosoluble, que se encuentra en animales y plantas. Como no puede ser sintetizado por los seres humanos y debe ser obtenido de la dieta, es una vitamina.
Se encuentra en alimentos como las fresas y otros frutos rojos, frutilla, kiwi, pimientos rojo y verde, tomates, espinaca, guayaba, toronja, cítricos, brócoli, coles de bruselas y melón. En animales: hígado, riñón, leche, carnes.
Es un agente reductor que puede reducir y neutralizar especies reactivas del 02, tal como el peróxido de hidrógeno.
Participa en la hidroxilación del colágeno y en su formación. Regenera la vitamina E.
Es la forma L del compuesto (ácido L ascórbico); actúa como cofactor de enzimas implicadas en la síntesis del colágeno, carnitina, catecolaminas, oxitocina, colecistocinina y hormona antidiurética; así como, en el metabolismo del ácido fólico y algunos fármacos.
Desarrolla un papel protector sobre las enzimas, que están implicadas en el metabolismo de la tirosina. Estimula la síntesis de colágeno, proteoglucanos y otros constituyentes. Tiene capacidad antioxidante y neutralizante de radicales libres oxigenados orgánicos, de la matriz intercelular. Favorece la absorción intestinal de hierro.
Los requerimientos diarios de ácido ascórbico según la FDA oscilarían entre 60-100 mg/dl, aunque otros autores aconsejan la ingesta de entre 140 y 200 mg diarios. Una ingestión diaria de 10 mg es suficiente para prevenir la aparición de escorbuto. 3
En fumadores, ingesta de anticonceptivos, pacientes posquirúrgicos o durante procesos infecciosos: 100 mg/día a 200-300 mg/día.
El jugo de limón y de la naranja son fuentes abundantes de esta vitamina y contienen aproximadamente 0,5 mg/dl. El ácido ascórbico es destruido rápidamente por el calor, la oxidación y los álcalis.

VITAMINA E O ALFA TOCOFEROL

La vitamina E es el nombre colectivo, para un sistema de ocho tocoferoles y tocotrienoles relacionados, que son vitaminas antioxidantes liposolubles. De éstos, el α-tocoferol ha sido muy estudiado, ya que, tiene la biodisponibilidad más alta y el cuerpo preferentemente absorbe y metaboliza esta forma. 4
Inhibe la peroxidación lipídica, puede que tenga un rol especializado en la neuroprotección.
Tiene acción sinérgica con los beta carotenos, es esencialmente un antioxidante.
Fuentes de origen: germen de trigo, aceites vegetales, de semillas (soya), brócoli, espinacas, levadura de cerveza, yema de huevo. Aceites obtenidos mediante presión en frío (maíz, girasol, oliva, algodón). Almendras, nueces y semillas. Aunque en menor medida, también se puede encontrar en la carne, hígado de pollo y pescados (almejas, salmón).
Previene la oxidación de las LDL e impide la aterosclerosis.
La baja ingestión incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Protege las estructuras de las membranas de la peroxidación lipídica, es abundante en el estrato córneo, al que protege de los rayos UV y contaminantes.
Requerimiento diario para la dieta: 10 mgs hombres y 8 mgs en la mujer.

CAROTENOIDES Y VITAMINA A

Los carotenoides están entre los pigmentos naturales más comunes y han sido caracterizados hasta ahora, más de 600 compuestos diferentes. Los carotenoides son responsables por muchos de los colores rojos, amarillos y naranja de las hojas, frutas y flores de los vegetales, así como también por el color de algunos insectos, aves, peces y crustáceos. Solamente pueden ser sintetizados por plantas, hongos, bacterias y algas, sin embargo, muchos animales los incorporan a través de la dieta. Dos carotenoides dietarios importantes son el licopeno y el β-caroteno.
β Caroteno: posee una intensa acción antioxidante (en verduras y frutas amarillas y anaranjadas y verduras verdes oscuras).
α Caroteno: tiene una actividad provitamínica más débil  (en la zanahoria).
β Ciproxantina: posee actividad provitamínica (frutos cítricos).
Luteína: potente antioxidante, no posee actividad provitamínica (hojas de los vegetales verdes).
Licopeno: posee actividad antioxidante pero no provitamínica (tomate).
Recientemente, se han descubierto en algunos alimentos otros antioxidantes no nutrientes, tales como: Isoflavonas en los frijoles, Bioflavonoides en los cítricos,  Quercetina en la cebolla, Polifenoles en las aceitunas. 5

1. Podemos encontrar licopeno en los tomates, zanahoria, toronjas, papaya, melón.
2. Presenta beneficios en enfermedades cardiovasculares, cáncer de próstata y mama.

Es antioxidante, modulador hormonal e inmunológico.

BETA CAROTENOS

Es un antioxidante natural muy eficaz, independientemente de su actividad vitamínica. Es un precursor de la vitamina A. El consumo excesivo de B-caroteno puede producir una coloración amarillenta de la piel, la que desaparece si se reduce o suprime el consumo.
Fuentes principales del B-caroteno: vegetales de intenso color amarillo. Frutas: naranja, mandarinas, melocotón, mango. Hortalizas como: zanahoria, calabaza, espárragos  y fuentes animales como: huevo, lácteos, hígado, riñón y el aceite de hígado de bacalao.
Funciones antioxidantes: elimina los radicales libres. Rompe la cadena de oxidación.

ANTIOXIDANTES

Un antioxidante es una molécula capaz de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas. La oxidación es una reacción química de transferencia de electrones, de una sustancia a un agente oxidante. Las reacciones de oxidación pueden producir radicales libres, que comienzan con reacciones en cadena que dañan las células.
Debemos mencionar que lo producen a los radicales: factores ambientales, luz ultravioleta, el humo de cigarrillo, radiaciones gamma y reacciones químicas en cadena.
Consecuencias en el organismo humano por sus acciones son: la disregulación del crecimiento celular, inactivación de los mecanismos de defensa inmunológicos. Pérdida o disminución de los procesos de traducción de señales entre diversos sistemas biológicos.
Lo descrito se va a manifestar en enfermedades asociadas a los ataques de radicales libres, tales como: ateroesclerosis, hepatopatías, diabetes mellitus, artritis reumatoidea, envejecimiento, SIDA, cáncer, enfermedad respiratoria, inflamatorias, crónicas del intestino y Alzheimer, entre otras.
Los radicales libres son moléculas altamente reactivas y como consecuencia de estas reacciones, se genera una desorganización en las membranas celulares de nuestro organismo. Dicho desorden es letal para la célula.
Son producidos en la mayoría de las células corporales, a través del propio metabolismo celular y también por la acción de agentes tóxicos (Ver Cuadro Nº I).

CUADRO I

Existen dos tipos de radicales libres:

1. Los internos:

El ejercicio muy intenso.
El estrés.
Los propios del metabolismo.

2. Los externos:

Una mala dieta (mala alimentación).
El consumo de tabaco.
El consumo de alcohol.
Los medicamentos.
La contaminación.
El exceso de exposición solar.

                         

Para neutralizar la acción de los radicales libres se encuentran los antioxidantes. A tal fin, debemos preguntarnos qué es un antioxidante: es toda sustancia que hallándose presente a bajas concentraciones, respecto de las de un sustrato oxidable (biomoléculas), retarda o previene la oxidación de dicho sustrato.
Previene la formación de radicales libres, en cantidades perjudiciales para el organismo. Estimula los mecanismos de reparación endógena, al daño causado por el ataque de los radicales libres. Suministra entidades químicas, que aumentan la capacidad endógena de secuestro de radicales libres.

ANTIOXIDANTES ENDÓGENOS Y EXÓGENOS

Para la neutralización, existen antioxidantes endógenos y exógenos:
Los endógenos son las enzimas (proteínas) con capacidad antioxidante, que no se consumen al reaccionar con los radicales libres y son dependientes de sus cofactores, tales como: el cobre, el hierro, el zinc, el magnesio y el selenio.
Los exógenos provienen de la dieta y a diferencia de las enzimas, se consumen al reaccionar con los radicales libres, debiendo ser reemplazados (Ver Cuadro Nº II).

CUADRO II. CLASIFICACIÓN DE LOS ANTIOXIDANTES

La dieta es la principal fuente de antioxidantes, se encuentran principalmente en: olivo, ajo, arroz integral, café, coliflor, brócoli, berenjena, jengibre, perejil, cebolla, cítricos, semolina, tomates, aceite de semilla de la vid, té, romero, entre otras muchas sustancias (Ver Cuadro Nº III).

CUADRO III. FUENTES DE VITAMINAS ANTIOXIDANTES EN LOS ALIMENTOS

CUADRO IV. ALIMENTOS CON ANTIOXIDANTES NO NUTRIENTES

Los antioxidantes como la vitamina A, E y C fueron descritos en el grupo de vitaminas. A continuación se detallan los restantes.

POLIFENOLES O FITOQUÍMICOS

Son un grupo de sustancias químicas encontradas en las plantas; se caracterizan por tener un grupo fenol por molécula.
Se pueden dividir en: taninos hidrolizables y fenilpropanoides (en este grupo se incluyen los flavanoides).
Los polifenoles están presentes en el vino (blanco y rojo), té verde y negro, aceite de oliva, chocolate, cacao, frutas (uvas y granadas) y verduras.
Cuando se aplican por vía tópica, han demostrado fotoprotección contra el cáncer de piel y reducción del daño causado por radiaciones UV al ADN.
Isoflavonas de soya: contienen fosfolípidos (45 a 60%) y aceites esenciales (30 a 35%), proteasas. Estimulan la síntesis del colágeno, incrementan la hidratación, reducen la hiperpigmención.
Las isoflavonas más abundantes en la soya son la  genisteina (inhibidor de la tirosin-quinasa) y la daidzeina.
La aplicación tópica de las isoflavonas, han mostrado aumentar la capacidad antioxidante de la piel.
Resveratrol presente en el pomelo, moras, frutos secos (cacahuates y nueces), vino tinto. Es capaz de estimular la familia de genes SIRT1 y activar los procesos metabólicos, relacionados con la duración de la vida.

GENISTEINA

Se encuentra en la soya, habas, lupinos y en el café.
Hay investigaciones que demuestran que previene el fotodaño agudo y crónico.
La cocoa es rica en flavonoides, en epicatepina, que se ha asociado a cardioprotección por mejoría en el funcionamiento endotelial.
Se han realizado estudios que mejoran el fotodaño, se cree que absorbe la luz UV inhibe las prostaglandinas y reduce los radicales libres.

CATEQUINAS DEL TÉ VERDE

El té contiene polifenoles, epicatequinas y sus derivados.
Estos polifenoles tienen efectos antiinflamatorios, anticarcinógenos y contrarrestan los efectos de los rayos UV.

BIOFLAVONOIDES 

El término se introdujo para sustituirlo por el de vitamina P, se ha demostrado que no son esenciales en la alimentación del ser humano. Son pseudovitaminas o sustancias sin estatus vitamínico, que aumentan la actividad antioxidante total, quelantes de iones metálicos (Fe ++, Cu ++), inhiben la oxidación de las LDL, reducen el colesterol, capturan radicales libres. Algunos tienen efecto antiestrogénico.
Se encuentran en bebidas (jugos de frutas, té, café, vino tinto), cebolla, ajo, aceituna y salvia, constituyendo una fuente rica de flavonoides y otros compuestos fenólicos.

GINKGO BILOBA

De las hojas del ginkgo se obtiene un extracto que posee flavonoides que, al ingerirse, aumentan la circulación sanguínea central y periférica, por lo que se hace más eficiente la irrigación de los tejidos orgánicos.
El consumo de ginkgo hace más eficiente la irrigación del corazón y las extremidades.

COENZIMA Q 10

Se encuentra en levaduras, plantas y animales.
El ser humano la produce en forma endógena y la complementa con la alimentación.
Dos de sus principales actividades fisiológicas son: aumento de la actividad mitocondrial para la síntesis de ATP y como antioxidante.

OLIGOELEMENTOS

Podemos enumerar al Selenio (Se), hígado, riñones, mariscos; Zinc (Zn) hígado, carne huevos, mariscos, leche y granos duros 6; Manganeso (Mn) granos enteros y sus productos; Cobre (Cu) hígado, riñones, mariscos, nueces, pasas de uva, legumbres, carne, pescado, cereales integrales, lácteos, ajo, cebolla, brócoli, frutos secos, té, piña, vísceras, cacao y derivados.
Forman parte del núcleo activo de las enzimas con actividad antioxidante, mantienen en buen estado las funciones hepáticas, cardíacas y reproductoras; es protector contra el cáncer.
El Selenio, es el más tóxico de los minerales, su ingestión en dosis altas produce pérdida de cabello, alteración de uñas y dientes, náuseas, vómito y aliento a leche agria.

ZINC

Es un cofactor de diversas metaloenzimas, se  relaciona con muchos procesos celulares importantes para el crecimiento, desarrollo, formación de los huesos y de la función inmune.
Inhibe la regresión y acelera la recuperación del folículo capilar; cuando es dado a altas dosis o por períodos prolongados, reduce el crecimiento al retrasar el desarrollo de la fase anágena.
La dosis máxima tolerable de ZINC es de 40 mgs/día. Como efectos adversos interfiere en la absorción de cobre, aumenta el colesterol, reduce las HDL. 6

Cabe mencionar la acción de los oligoelementos, las vitaminas, los cofactores enzimáticos y los antioxidantes en diversos procesos, que a continuación enumeraremos:

ANTIOXIDANTES Y FOTOPROTECCIÓN

Las moléculas antioxidantes endógenas y exógenas, juegan claramente un papel importante en la respuesta cutánea, a la radiación ultravioleta.
La acción que cumplen en la fotoprotección, las vitaminas C, E y polifenoles, han demostrado disminuir el daño inducido por radiación sobre el DNA celular, a través de la neutralización de radicales de oxígeno y peróxido.
Es importante mencionar la foto educación frente a los rayos ultravioletas, resaltando su acción desde la niñez temprana. Además destacar el respeto por el sol, junto con los cuidados correspondientes al uso de: ropa adecuada, anteojos, gorra, horarios y protector solar.
Dichos compuestos trabajan sobre la carcinogénesis: las vitaminas E y C, selenio, catequinas del té verde, isoflavonas de soya, genisteina y daizdeina (tópica), licopeno, silymarin (extracto de cardo lechero), extracto de semilla de uva (vitis vinífera) y la idebenona (derivado sintético en forma tópica). 7
Otros menos conocidos como el ácido ursólico (en la manzana, la pera, el arándano y otros vegetales) y el ácido fítico en plantas.

ANTIOXIDANTES Y ENVEJECIMIENTO CUTÁNEO

La vitamina C es un cofactor para la hidroxilación de los aminoácidos, inhibe la estructuración del colágeno y los radicales libres de oxígeno; actúa como fotoprotector, aumentando la síntesis de colágeno, elastina y de los proteoglucanos, poseyendo capacidad antioxidante.
También actúan la vitamina E, carotenos, flavonoides, oligoelementos. 8,9

ANTIOXIDANTES Y MELASMA

La vitamina C puede usarse en forma tópica, mediante la inhibición de la producción de melanina y por vía sistémica como antioxidante.
No olvidar la sinergia vitaminas C y E.

ANTIOXIDANTES EN PELO Y UÑAS

Oligoelementos, vitaminas, aminoácidos, antioxidantes son ampliamente utilizados en la fragilidad capilar y ungular.
La vitamina E ha demostrado su actividad, tanto administrada por vía sistémica como aplicada tópicamente en las uñas, en los casos de fragilidad ungular.
Vitamina A, betacarotenos, oligoelementos por vía oral.
En alopecias vitamina E, A, betacarotenos, oligoelementos, aminoácidos.
En otras patologías pueden se ampliamente utilizados como en: enfermedades del colágeno, morfea, LES, dermatomiosistis, prurigos solares, fotodermatosis, vitíligo, quemaduras, cicatrices hipertróficas y queloides.

CONCLUSIONES

Una nutrición variada y balanceada es efectiva para la prevención de diversos efectos del ambiente.
Los radicales libres no son culpables de todas las enfermedades humanas.
Los AO no constituyen la panacea universal.
Los AO vía oral en la actualidad, se pueden utilizar como terapia complementaria; son ampliamente utilizados en suplementos dietéticos, con el objetivo de mantener la salud y la prevención de enfermedades.
Los AO tópicos pueden ser coadyuvantes de la fotoprotección y del tratamiento del envejecimiento cutáneo.

Por último, destacar que  este órgano tan extenso como es la piel, necesita de la armonía y equilibrio de nuestros alimentos, de una ingesta adecuada de agua, de la  educación y protección frente a las radiaciones ultravioletas, la relación con un ambiente saludable, con actividades físicas, todo en una conjunción entre el cuerpo, la mente y el alma.

REFERENCIAS

1. Posternak ME. La medicina orthomolecular en dermatocosmiatría. Act Terap Dermatol 2014; 37: 198-204.

2. Liang H y Ward WF. PGC-1 a key regulator of energy metabolism. Adv Phisiol  2006; 30: 145-151.

3. Albesi A. Los Antioxidantes. Act Terap Dermatol 1995; 18: 359-362.

4. Grazioli S. La química cosmética en el ámbito general. Act Terap Dermatol 2014; 37 (1): 60-67.

5. Cosgrove M y col. Dietary nutrient intakes and skin-aging appearance among middle-aged American women. Am J Clin Nutr 2007; 86: 1225-1231.

6. Plomka  PM  y col. Zinc as an ambivalent but potent modulator of murine hair growth in vivo- preliminary observations. Experimental Dermatology 2005; 14: 844-853.

7. Albesi A. Envejecimiento, vinoterapia y enocosmética. Act Terap Dermatol  2014; 37: 136-139.

8. Lozada SM y García L. Estrés oxidativo y antioxidantes: cómo mantener el equilibrio. Rev Asoc Colomb Dermatol 2009; 17: 172-179.

9. Ramos Castellanos GI. Antioxidantes en Dermatología. Dermatología CMQ 2010; 8 (4): 272-277.

Referencias

REFERENCIAS

1. Posternak ME. La medicina orthomolecular en dermatocosmiatría. Act Terap Dermatol 2014; 37: 198-204.

2. Liang H y Ward WF. PGC-1 a key regulator of energy metabolism. Adv Phisiol  2006; 30: 145-151.

3. Albesi A. Los Antioxidantes. Act Terap Dermatol 1995; 18: 359-362.

4. Grazioli S. La química cosmética en el ámbito general. Act Terap Dermatol 2014; 37 (1): 60-67.

5. Cosgrove M y col. Dietary nutrient intakes and skin-aging appearance among middle-aged American women. Am J Clin Nutr 2007; 86: 1225-1231.

6. Plomka  PM  y col. Zinc as an ambivalent but potent modulator of murine hair growth in vivo- preliminary observations. Experimental Dermatology 2005; 14: 844-853.

7. Albesi A. Envejecimiento, vinoterapia y enocosmética. Act Terap Dermatol  2014; 37: 136-139.

8. Lozada SM y García L. Estrés oxidativo y antioxidantes: cómo mantener el equilibrio. Rev Asoc Colomb Dermatol 2009; 17: 172-179.

9. Ramos Castellanos GI. Antioxidantes en Dermatología. Dermatología CMQ 2010; 8 (4): 272-277.

Sea el primero en comentar este artículo

Deje su comentario

Su casilla de mail no será publicada.


*