Carcinoma epidermoide infiltrante en cara en paciente con antecedente de Leishmaniasis cutánea. Reporte de un caso

Squamous cell carcinoma infiltrated face in patient with history of cutaneous Leishmaniasis. A case report

Autores | Contacto

V Condori-Huaraka *, N Atamari-Anahui **, RM Huamán-Achahui * y L Morales-Concha *

*    Estudiantes de Medicina. Escuela de Medicina. Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco. Cusco. Perú.
**  Médico Cirujano. Escuela de Medicina.  Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco.  Cusco. Perú.

Correspondencia:

Noé Atamari-Anahui
Dirección: Calle Los Geranios B-2 San Sebastián. Cusco. Perú.
Teléfono: (+51) 984140761

Correo electrónico:noe.atamari@gmail.com

Financiación: Ninguna.
Conflictos de intereses: Ninguno.

Recibido:  06.04.2017.
Aceptado para su Publicación:  17.05.2017.

Dirección
Dra. Mirta Cristina Verdi

Resumen | Palabras Claves

RESUMEN

Las leishmaniasis son enfermedades causadas por parásitos, se clasifican en: cutánea restringido a la piel, forma mucocutánea y visceral. Se ha reportado la asociación de la leishmaniasis con cambios neoplásicos, como el carcinoma epidermoide. El carcinoma epidermoide se caracteriza por una proliferación de queratinocitos atípicos, siendo un factor predisponente las lesiones crónicas.  Presentamos el caso de un varón de 48 años, que desarrolló carcinoma epidermoide en la zona de la lesión primaria, de leishmaniasis cutánea.

PALABRAS CLAVE: carcinoma de células escamosas, leishmaniasis, leishmaniasis cutánea (fuente: DeCS BIREME).

SUMMARY

The leishmaniasis is a disease caused by parasites, is classified as cutaneous, mucocutaneous and visceral. It has been reported leishmaniasis association with neoplastic changes, as squamous cell carcinoma. Squamous cell carcinoma is characterized by a proliferation of atypical keratinocytes, being a predisposing  factor chronic lesions. We report a case of a 48 year old male, that squamous cell carcinoma development at the site of primary lesion, of mucocutaneous leishmaniasis.

KEY WORDS: squamous cell carcinoma, leishmaniasis, cutaneous leishmaniasis (source: MeSH NLM).

Artículo | Referencias

INTRODUCCIÓN

La leishmaniasis son enfermedades causadas por el protozoo del género leishmania, las que son prevalentes en regiones tropicales y subtropicales 1. Afecta aproximadamente a 12 millones de personas en 88 países, incluyendo América Latina 2. La incidencia estimada de leishmaniasis cutánea es de 1,5 millones de casos por año, con el 90% de casos ocurridos en distintos países dentro de los que se encuentra el Perú 1,3.

El carcinoma epidermoide es una neoplasia maligna de células queratinizantes de la epidermis; considerado la segunda neoplasia más frecuente de la piel 4. El 90% de casos se presenta en áreas anatómicas crónicamente expuestas al sol, así como los carcinógenos industriales, radiación ionizante y procesos inflamatorios crónicos 4.

La transformación maligna de lesiones por leishmania es poco frecuente 5, donde reportes describen el desarrollo del carcinoma epidermoide y carcinoma basocelular, en lesiones primarias de leishmaniasis cutánea 3. Por la escasa presentación de la asociación de estas dos patologías (leishmaniasis – carcinoma epidermoide), decidimos hacer el reporte del caso y revisión de la literatura.

CASO CLÍNICO

Varón de 48 años procedente de La Convención (ceja de selva del departamento de Cusco-Perú), agricultor; acudió a la consulta por una lesión a manera de tumor en mejilla izquierda, acompañado de alzas térmicas no cuantificadas, cefalea holocraneana, pérdida de peso y debilidad muscular, imposibilitándolo a realizar actividades cotidianas.

A la ampliación anamnésica, el paciente refirió un cuadro clínico de hace un año de evolución, de inicio insidioso, caracterizado por una pápula eritematosa y pruriginosa en mejilla izquierda, que posteriormente llegó a ulcerarse. Hace un año se realizó un frotis para leishmania en dicha zona el que fue positivo; posteriormente se inició tratamiento con glucantime (20 mg/kg/d por 20 días), el que refiere no culminó. Seis meses después la lesión se extendió a áreas contiguas de la piel, por lo que acude nuevamente a su centro de salud. Se le realizó un nuevo frotis para leishmania, el que resultó positivo y se le reinició el tratamiento con glucantime (20 mg/kg/d por 30 días), el que tampoco  culminó.

Al examen físico preferencial, se observó una tumoración ulcerada de consistencia friable y olor fétido, de gran profundidad, con destrucción de tejido subyacente visualizándose tejido celular subcutáneo y compromiso muscular, además de secreción hemato-purulenta, de aproximadamente 10×10 cm, localizada en mejilla izquierda (Fig 1).


Fig 1: tumoración ulcerosa de consistencia friable, con secreción hemato-purulenta de bordes irregulares y nodulares en mejilla izquierda.

El análisis bioquímico sanguíneo evidenció en el hemograma: hemoglobina 10,7 g/dl, leucocitos 6670 cel/mm3, neutrófilos 70%, linfocitos 19,1%, eosinófilos 8,5% y plaquetas 480 000/mm3, glucosa 70mg/dl, urea 40mg/dl, creatinina 0,76mg/dl, proteínas totales 6,56g/dl, albúmina 3,31g/dl.

Se le realizó un frotis cutáneo para leishmania (-), BK en piel (-), además de un cultivo de la secreción de la herida, donde se identificó candida albicans. Por el antecedente de leishmania, se le realizó una biopsia en cara e inmunofluorescencia indirecta (IFI): IgG antileishmania (+) (1/40). Se le indicó tratamiento con anfotericina B (0,5mg/Kg) con dosis total de 1,5g, así como ciprofloxacino 400mg/24h EV y clindamicina 600mg/8h EV por siete días.

En el estudio histopatológico se evidenció carcinoma escamoso queratinizante, bien diferenciado, con nidos que infiltran dermis superficial e infiltrado inflamatorio moderado, además de células atípicas (Figs 2 A y B).

 


Fig 2: A. Carcinoma escamoso queratinizante bien diferenciado, con nidos que infiltran dermis superficial (coloración H-E 10X).

 


Fig 2: B. Mitosis atípicas de carcinoma epidermoide (coloración H-E 40X).

Fue evaluado por Oncología, donde le sugirieron iniciar tratamiento para leishmania, antes de la quimioterapia. Durante la hospitalización el paciente solicitó su retiro voluntario, no pudiéndose realizar un adecuado seguimiento, puesto que no concurría a sus controles regularmente.

DISCUSION

La leishmania es una especie de protozoo que causa una serie de enfermedades, incluye: la leishmaniasis cutánea, mucocutánea y visceral 6. Las lesiones iniciales se presentan donde pica el vector en forma de mácula, el que a partir de dos semanas a tres meses puede desarrollar prurito, pápulas o nódulos eritematosos, que pueden comprometer los nódulos linfáticos. La leishmania mucosa usualmente, ocurre meses o años después de la aparición de la leishmaniasis cutánea 1.

El presente reporte nos muestra a un paciente, procedente de un área subtropical del Cusco (La Convención), donde es frecuente la presencia de enfermedades metaxénicas como la leishmaniasis, dengue, entre otras 7, el que presentó como antecedente un cuadro de leishmaniasis con tratamiento incompleto.

Siendo la exposición solar un factor determinante de transformación neoplásica de algunas lesiones, además de la inflamación crónica, este último es un factor rara vez reportado 4, en que el paciente cuya ocupación implica trabajo con exposición crónica a la radiación solar (agricultor), asociado a una lesión con inflamación crónica con un tiempo de evolución de un año, nos brinda la posibilidad de una transformación maligna (carcinoma epidermoide), evidenciado en la anatomía patológica.

Existe una posible asociación de leishmania con cambios neoplásicos en la piel, la que ha sido poco descrita en la literatura 6,8. En un estudio, ocho de nueve casos, el carcinoma de células escamosas se desarrolló en cicatrices, que fueron creadas por la curación de lesiones antiguas de leishmaniasis cutánea 3. Asimismo, Friedman y col reportó un caso de carcinoma de células escamosas, que surge en una cicatriz secundaria a leishmania cutánea 9, al igual que Mangoud y col que reportó la presencia de displasia circundante a la ulcera de leishmania, en 5 de 35 casos de leishmaniasis cutánea 10.

El carcinoma epidermoide puede adoptar uno de los siguientes tipos: ulceroso, nodular, nodular queratósico, vegetante y superficial, pudiendo aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero la mayoría de ellos se desarrollan en áreas de exposición solar. Por lo común, se observan en la cara y en ella, predominantemente en las mejillas, dorso de la nariz y labio inferior como lo evidenciado en el paciente.

En conclusión, reportamos el presente caso que pone en evidencia una asociación poco descrita, entre leishmania cutánea y carcinoma epidermoide en cara; consideramos tomar en cuenta dicha circunstancia, por las complicaciones que puede llegar a desarrollar, si no se realiza un diagnóstico temprano y oportuno, más aún en una región donde se evidencian enfermedades metaxénicas, como la descrita 7.

 

REFERENCIAS

1. Goto H y Lauletta Lindoso JA. Cutaneous and Mucocutaneous Leishmaniasis. Infect Dis Clin North Am 2012; 26 (2): 293-307.

2. Mansueto P, Seidita A, Vitale G y Cascio A. Leishmaniasis in travelers: A literature review. Travel Med Infect Dis 2014; 12 (6, Part A): 563-581.

3. Kopterides P, Mourtzoukou EG, Skopelitis E, Tsavaris N y Falagas ME. Aspects of the association between leishmaniasis and malignant disorders. Trans R Soc Trop Med Hyg 2007; 101 (12): 1181-1189.

4. Stratigos A, Garbe C, Lebbe C, Malvehy J, del Mármol V, Pehamberger H y col. Diagnosis and treatment of invasive squamous cell carcinoma of the skin: European consensus-based interdisciplinary guideline. Eur J Cancer 2015; 51 (14):1989-2007.

5. Akcali C, Baba M, Inaloz S, Seckin D y Uzun S. Cutaneous leishmaniasis mimicking squamous cell carcinoma. Ann Acad Med Singapore 2008; 37 (5): 435-436.

6. Saab J, Fedda F, Khattab R, Yahya L, Loya A, Satti M y col. Cutaneous leishmaniasis mimicking inflammatory and neoplastic processes: a clinical, histopathological and molecular study of 57 cases. J Cutan Pathol 2012; 39 (2): 251-262.

7. Atamari-Anahui N, Marroquín Santa-Cruz AJ y Aguirre-Valenzuela EA. Dengue: una enfermedad re-emergente en el departamento del Cusco, Perú. An Fac Med 2015; 76 (2): 203-204.

8. Gurel MS, Inal L, Ozardali I y Duzgun SA. Basal cell carcinoma in a leishmanial scar. Clin Exp Dermatol 2005; 30 (4): 444-445.

9. Friedman R, Hanson S y Goldberg LH. Squamous cell carcinoma arising in a Leishmania scar. Dermatol Surg Off Publ Am Soc Dermatol Surg Al 2003; 29 (11):1148-1149.

10. Mangoud AM, Sanad EM, Fouad MAH y Morsy TA. Proliferative changes of epidermal cells in lesions of cutaneous leishmaniasis. J Egypt Soc Parasitol 2005; 35 (3): 761-772.

Referencias

REFERENCIAS

1. Goto H y Lauletta Lindoso JA. Cutaneous and Mucocutaneous Leishmaniasis. Infect Dis Clin North Am 2012; 26 (2): 293-307.

2. Mansueto P, Seidita A, Vitale G y Cascio A. Leishmaniasis in travelers: A literature review. Travel Med Infect Dis 2014; 12 (6, Part A): 563-581.

3. Kopterides P, Mourtzoukou EG, Skopelitis E, Tsavaris N y Falagas ME. Aspects of the association between leishmaniasis and malignant disorders. Trans R Soc Trop Med Hyg 2007; 101 (12): 1181-1189.

4. Stratigos A, Garbe C, Lebbe C, Malvehy J, del Mármol V, Pehamberger H y col. Diagnosis and treatment of invasive squamous cell carcinoma of the skin: European consensus-based interdisciplinary guideline. Eur J Cancer 2015; 51 (14):1989-2007.

5. Akcali C, Baba M, Inaloz S, Seckin D y Uzun S. Cutaneous leishmaniasis mimicking squamous cell carcinoma. Ann Acad Med Singapore 2008; 37 (5): 435-436.

6. Saab J, Fedda F, Khattab R, Yahya L, Loya A, Satti M y col. Cutaneous leishmaniasis mimicking inflammatory and neoplastic processes: a clinical, histopathological and molecular study of 57 cases. J Cutan Pathol 2012; 39 (2): 251-262.

7. Atamari-Anahui N, Marroquín Santa-Cruz AJ y Aguirre-Valenzuela EA. Dengue: una enfermedad re-emergente en el departamento del Cusco, Perú. An Fac Med 2015; 76 (2): 203-204.

8. Gurel MS, Inal L, Ozardali I y Duzgun SA. Basal cell carcinoma in a leishmanial scar. Clin Exp Dermatol 2005; 30 (4): 444-445.

9. Friedman R, Hanson S y Goldberg LH. Squamous cell carcinoma arising in a Leishmania scar. Dermatol Surg Off Publ Am Soc Dermatol Surg Al 2003; 29 (11):1148-1149.

10. Mangoud AM, Sanad EM, Fouad MAH y Morsy TA. Proliferative changes of epidermal cells in lesions of cutaneous leishmaniasis. J Egypt Soc Parasitol 2005; 35 (3): 761-772.

Sea el primero en comentar este artículo

Deje su comentario

Su casilla de mail no será publicada.


*