Tratamiento de verruga plantar con bleomicina: presentación de un caso

Plantar wart treatment with bleomycin: presentation of a case

Autores | Contacto

CM Civale *, JF Gomez **, A Meoqui *, D Carignano *** y A Mosto ****

*Médicos dermatólogos de planta. Universidad de Buenos Aires (UBA)
**Médica concurrente de quinto año de la Carrera de Especialista en Dermatología – Universidad de Buenos Aires (UBA)
***Podóloga universitaria
****Jefe de Unidad de Dermatología

Hospital General de Agudos “Parmenio Piñero”
Avenida Varela 1301. Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA)

Autores responsables:

Cecilia Mariel Civale
Dirección postal: Zuviría 863. Piso 6. Departamento B. Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Teléfono: 1167260317
E-mail: draceciliacivale@yahoo.com.ar

Julia Fernanda Gomez
Dirección postal: Solís 1235. Piso 3. Departamento A, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Teléfono:  1160212499
E-mail: juliagmez@hotmail.com

Recibido: 10/05/2019
Recibido primer Corrector: 15/07/2019
Recibido segundo corrector: 10/08/2019
Aceptado para su Publicación: 25/10/2019
Los autores declaramos no poseer ningún tipo de conflicto de interés

Resumen | Palabras Claves

RESUMEN:

Las verrugas vulgares son proliferaciones benignas producidas por el HPV (virus del papiloma humano) que afectan al 7-10 % de la población en general.  Cuando se localizan en la planta del pie generan intenso dolor, interfiriendo en la vida diaria del paciente, y su erradicación suele ser dificultosa. Existen múltiples tratamientos; ninguno es efectivo en su totalidad. La bleomicina es una opción terapéutica en aquellos casos rebeldes y recidivantes.

PALABRAS CLAVE: verrugas vulgares, verrugas plantares, verrugas, bleomicina

ABSTRACT:

Common warts are benign proliferations caused by HPV (papilloma virus).When these are in foot generate an intense pain that interferes with daily life of the patient and are difficult to eradicate. There are multiple treatments, none is completely effective. Bleomycin is a therapeutic option for those rebels and recurrent cases.

KEY  WORDS: Common warts, plantars warts, warts, bleomycin

Artículo

Descargar archivo PDF aquí

INTRODUCCIÓN:

Las verrugas vulgares son lesiones cutáneas frecuentes, producidas por el HPV (virus del papiloma virus). Presentan múltiples localizaciones; cuando se encuentran en la planta del pie generan intenso dolor y dificultad en la marcha.1 Existen múltiples tratamientos (queratolíticos, crioterapia, electrocoagulación e Imiquimod entre otros) pero no aseguran la curación de las lesiones. La bleomicina es una opción terapéutica en los casos rebeldes y recalcitrantes.2 Ésta es derivada del Streptomyces verticillus con actividad antibiótica, antibacteriana, antiviral y citotóxica (antineoplásica).

Presentamos el caso clínico de un paciente tratado con bleomicina, con buena respuesta.

CASO CLÍNICO

Paciente de sexo masculino de 47 años de edad, argentino, que consulta por dolor en planta de pie derecho, de dos años de evolución. Al examen físico presenta una lesión hiperqueratósica, dolorosa a la palpación, en la cual se observa signo de Darier positivo (Fig.1). No tiene antecedentes personales ni familiares de importancia. Refiere haber realizado tratamiento con ácido salicílico y crioterapia en varias oportunidades, sin respuesta.

Tratamiento: Se realizó infiltración intralesional con bleomicina (Fig. 2). Se preparó 1 UI de bleomicina en 1 cc de solución fisiológica y 0,5 cc de lidocaína, con jeringa de tuberculina. En el primer control se observó la necrosis esperada de la lesión (Fig. 3). Luego de 30 días, el paciente concurrió a la consulta y presentó al examen físico la curación de la verruga plantar (Fig. 4).

COMENTARIO

El tratamiento de las verrugas plantares es rebelde y frustrante para el paciente y los médicos. La bleomicina es una opción terapéutica en estos casos.

Se describen múltiples tratamientos para su erradicación y es frecuente el fenómeno de regresión espontánea, descripto por Massing y Epstein.3 .

Existen publicaciones que muestran una alta tasa de curación con la utilización de esta droga. En 1970, Fujita realizó la aplicación de bleomicina en verrugas vulgares en 50 pacientes, con una tasa de curación del 100%.4 Barcala Vázquez y cols. reportaron una tasa de curación del 95%, luego de una o dos aplicaciones con bleomicina intralesional, en un estudio de 24 verrugas plantares.5,6

La bleomicina es el nombre genérico de un grupo de antibióticos glicopeptidícos-sulfurosos citotóxicos producidos por el Streptomyces verticillus, descubierto por Umazawa en 1966.1,2,3,6,7

Esta droga actúa sobre el ADN, detiene el ciclo celular a nivel de G2 e inhibe la síntesis de ARN. Produce microtrombos que llevan a la necrosis de la lesión. Tiene acción citotóxica y efecto inflamatorio local.1,4,5,6,7,8

La dosis varía entre 0,1 a 1 ml según el tamaño de las verrugas, sin superar 1 ml por verruga y 2 ml por tratamiento en el mismo paciente.4 Los efectos adversos son variados (dolor, fenómeno de Raynaud, eritema, ampollas, pigmentación), poco frecuentes y dependen de la dosis y de la técnica empleada. La aplicación con lidocaína favorece el pasaje de la membrana celular.7

Se observa un mínimo pasaje sistémico, con lo cual está contraindicado en mujeres embarazadas, lactancia y niños pequeños, ya que los estudios no son concluyentes en cuanto a mutagenicidad.3 La toxicidad más severa se observa cuando la dosis supera los 150 mg.

Estudios recientes destacan una nueva modalidad de aplicación de la bleomicina, mediante la técnica de multipuntura, llamada microneedling; al ser mínimamente invasiva, se generan microcanales que permiten la llegada del fármaco a múltiples sitios. Se comparó la técnica tradicional de inyección única versus microneedling más la aplicación posterior de un spray tópico de bleomicina y oclusión. Los resultados en cuanto a la desaparición de la verruga fueron similares, pero el dolor disminuyó significativamente en el grupo que recibió microneedling.9

Las formulaciones de bleomicina son preparados estables cuando se conservan en recipientes de vidrio; si se conservan en envases de plástico, como jeringas descartables, pierden ligeramente las propiedades.6

La mayoría de los autores reportan alta tasa de curación. Shelley y Shelley refieren en su estudio de 258 verrugas que los fracasos pueden deberse a la inmunidad de los pacientes.10

CONCLUSIÓN

El interés de la presentación radica en resaltar la buena respuesta de nuestro paciente con la infiltración de bleomicina intralesional, sin presentar efectos adversos durante el tratamiento.

Asimismo, destacar el uso en pacientes seleccionados y sobre todo cuando las terapéuticas convencionales no resultaron satisfactorias.

Anexos

RAD 100-3 -2a Tratamiento de verruga plantar con bleomicina: presentación de un caso | Plantar wart treatment with bleomycin: presentation of a case
Figura 1 – Verruga plantar

 

RAD 100-3 -2b Tratamiento de verruga plantar con bleomicina: presentación de un caso | Plantar wart treatment with bleomycin: presentation of a case
Figura 2 – Aplicación de bleomicina

 

RAD 100-3 -2c Tratamiento de verruga plantar con bleomicina: presentación de un caso | Plantar wart treatment with bleomycin: presentation of a case
Figura 3 – Necrosis posterior a la aplicación de bleomicina

 

RAD 100-3 -2d Tratamiento de verruga plantar con bleomicina: presentación de un caso | Plantar wart treatment with bleomycin: presentation of a case
Figura 4 – Curación de la verruga plantar

 

RAD 100-3 -2e Tratamiento de verruga plantar con bleomicina: presentación de un caso | Plantar wart treatment with bleomycin: presentation of a case

Referencias

REFERENCIAS:

  1. Barkat M, Abdel-Aziz R y Mohamed M. Evaluation of intralesional injection of bleomycin in the treatment of plantar warts: clinical and dermoscopic evaluation. International Journal of Dermatology 2018; 57: 1533-1537.
  2. Dobson J y Harland C. Pulsed Dye Laser and Intralesional Bleomycin for the Treatment of Recalcitrant Cutaneous Warts. Lasers Surg Med 2014; 46: 112-116.
  3. Allevato MA y Castelanich D. Verrugas vulgares periungulares: cuando los tratamientos clásicos fallan la bleomicina es una buena opción. Comunicación de un caso. Act Terap Dermatol 1998; 21: 298-303.
  4. Allevato MA, Vacalluzzo R, Muzzio I y Marini M. Verrugas periungulares recalcitrantes en pacientes VIH positivo. Tratamiento con bleomicina intralesional. Act Terap Dermatol 2011; 34(4): 166-171.
  5. Agüero Zaputovich F, Nazer R, Di Martino B, Rodriguez Massi M, Knopfelmacher O y Bolla L. Tratamiento de las verrugas vulgares refractarias con bleomicina intralesional. Act Terap Dermatol 2007; 30(5): 310-312.
  6. Nisis A, Valdés Figueroa R, Murdoch V y Muñoz Olate C. Bleomicina intralesional en dermatología. Revisión. Dermatología CMQ 2005; 3(1): 15-21.
  7. Saitta P, Krishnamurthy K y Brown L. Bleomycin in Dermatology: A rewiew of Intralesional Aplications. Rewiew article. Dermatol Surg 2008; 34: 1299-1313.
  8. Werfel S y Wolff H. Bleomycinprick bei therapie resisten Verrucae vulgares. Der Hautarzt 2001; 52: 638-641.
  9. Al-Naggar MR, Al-Adl AS, Rabie AR, Abdelkhalk MR y Elsaie ML. Intralesional bleomycin injection vs microneedling-assisted topical bleomycin spraying in treatment of plantar warts. J Cosmet Dermatol 2019; 18: 124-128.
  10. Barcala Vázquez L, Arjona C, Soguero M, Vidal Asensi S, Páez Serrano J, Sanz Asenjo A, Hernández García M, Hernández Moro B y Pérez de Oteyza C. Tratamiento de verrugas plantares con bleomicina intralesional. Actas Dermosifiliogr 2000; 91(12): 581-585.
Please follow and like us:

Sea el primero en comentar este artículo

Deje su comentario

Su casilla de mail no será publicada.


*