Roséola sifilítica en una niña de quince meses de edad, desafío diagnóstico.

Syphilitic roseola in a fifteen-month-old girl, diagnostic challenge

Autores | Contacto

Coto MB1, Álvarez FM1, Befani Bernal GA2, Fortunato LP2, Castellano LN3, Peralta MI4.

  • 1 Concurrente de Dermatología del Hospital Municipal de Agudos Leónidas Lucero. Bahía Blanca. Buenos Aires. Argentina.
  • 2 Médica especialista en Dermatología. Médica de planta de Unidad de Dermatología del Hospital Municipal de Agudos Leónidas Lucero. Bahía Blanca. Buenos Aires. Argentina.
  • 3 Médica especialista en patología. Jefa del Servicio de Anatomía patológica del Hospital Municipal de Agudos Leónidas Lucero. Bahía Blanca. Buenos Aires. Argentina
  • 4 Médica especialista en Dermatología y Pediatría. Jefa de Unidad de Dermatología del Hospital Municipal de Agudos Leónidas Lucero. Bahía Blanca. Buenos Aires. Argentina

Hospital Municipal de Agudos Leónidas Lucero. Estomba 968 (CP8000). Bahía Blanca. Buenos Aires. Argentina.
email contacto autor responsable: belencoto@hotmail.com

Recibido:  30/11/2018
Recibido primer Corrector:  02/08/2020
Recibido segundo corrector: 01/10/2020
Aceptado para su Publicación: 29/12/2020

Los autores declaramos no poseer ningún tipo de conflicto de interés

Resumen | Palabras Claves

RESUMEN:

Lactante de 15 meses de vida que presenta exantema maculopapuloso en tronco y extremidades, con afectación de palmas y plantas, asintomático de un mes de evolución.

PALABRAS CLAVE: Infancia, exantemas, sífilis congénita, sífilis adquirida.

ABSTRACT:

A 15-month-old infant who show a maculopapular rash that compromises trunk, limbs, palms and soles, was asymptomatic with one month of evolution.

KEY WORDS: childhood, rash, congenital syphilis, acquired syphilis

Artículo

Descargar archivo PDF aquí

INTRODUCCIÓN:

Caso Clínico

Lactante de 15 meses de vida, internada en el Servicio de Pediatría por celulitis orbitaria, cursando cuadro de febrícula y malestar general. Es derivada a la Unidad de Dermatología para interconsulta por dermatosis asintomática de un mes de evolución. Paciente recién nacida de término, peso adecuado para la edad gestacional, sin antecedentes perinatales. En la libreta sanitaria se constatan serologías maternas negativas en primer y tercer trimestre. Vacunación completa según calendario nacional. Hija única. Convive con su madre y abuela. Recibe lactancia y una alimentación variada. Al examen físico se evidencia un exantema maculopapuloso rosado con afectación de tronco, extremidades, palmas y plantas. Asintomático. No presenta alteraciones en mucosas ni anexos cutáneos. No se palpan adenopatías ni hepatoesplenomegalia. Resto del examen físico normal. (Ver figs 1 y 2).

Figuras 1 y 2: Exantema maculopapuloso roseoliforme en tronco anterior y posterior, respectivamente.
Figuras 1 y 2: Exantema maculopapuloso roseoliforme en tronco anterior y posterior, respectivamente.

Al interrogatorio dirigido a su madre, la misma refiere unos meses previos que presentó lesiones en sus pezones y genitales, las cuales no fueron constatadas. Al examen físico, se observa exantema roseoliforme en tronco y miembros superiores, de características similares a su hija. (Ver fig. 3).

Figura 3: Exantema maculopapuloso roseoliforme en brazo derecho de la madre.
Figura 3: Exantema maculopapuloso roseoliforme en brazo derecho de la madre.

Se solicitan VDRL cuantitativa a ambas y FTA-abs, confirmándose el diagnóstico de sífilis.

Dada la edad de la niña se realizaron estudios para descartar sífilis congénita: laboratorio, radiografía de huesos largos, evaluación oftalmológica, auditiva, ecografía abdominal, examen de orina y LCR (citoquímico y serología), todos con resultados normales.

Se instauró tratamiento a la paciente con Penicilina G sódica durante 10 días y a la madre con Penicilina benzatínica 2.400.000 U en 3 dosis semanales.

Desde el centro hospitalario donde nació la menor, nos informaron resultado de VDRL negativo de su madre a las 48 horas del parto, confirmando el diagnostico de sífilis adquirida. Se dio intervención a servicio social de nuestra institución para investigar la posibilidad de abuso sexual. La paciente continuó en seguimiento por dicho servicio y consultorio de mediano riesgo hasta la actualidad, con VDRL negativa.

Comentarios

La sífilis es una enfermedad infectocontagiosa crónica y sistémica, producida por una espiroqueta llamada Treponema Pallidum1. Reconocida desde la antigüedad, sigue siendo un problema de salud pública mundial, ya que se notifican más de 12 millones de casos nuevos anualmente, predominantemente en países en desarrollo.6 En niños se ha descripto una forma congénita y una forma adquirida. La identificación de ITS (infección de transmisión sexual) en los niños más allá del período neonatal, como la sífilis, sugiere fuertemente un abuso sexual. Deben ser abordados en forma multidisciplinaria por pediatría, servicio social y salud mental; y realizar las pruebas diagnósticas de otras ITS.1 Asimismo, se describieron casos esporádicos en la literatura de otros modos de transmisión por contacto directo por besar, amamantar, acariciar, o a través de utensilios contaminados, cuando los familiares o cuidadores presentaban sífilis activa7, ya que el Treponema Pallidum es capaz de invadir las membranas mucosas intactas como áreas de piel erosionada.6 La enfermedad ha sido dividida en las etapas evolutivas precoz y tardía, y el límite entre ellas se sitúa convencionalmente en un año. Esta división tiene importancia epidemiológica por la posibilidad de transmisión de la enfermedad. Las lesiones cutáneo-mucosas de las formas precoces son contagiosas y las manifestaciones de las formas tardías no lo son.2 Las lesiones del secundarismo reciben el nombre de sifilides y justamente debido al polimorfismo en su presentación es que esta etapa de la enfermedad es la que más fácilmente puede ser confundida con otras patologías (la gran simuladora). Aquí los diagnósticos diferenciales son muchos y es indispensable un cuidadoso análisis semiológico de las lesiones elementales encontradas.4,5 Básicamente se podrán presentar sifilides maculosas, papulosas, foliculares, papulonecróticas, en placas, vegetantes, anulares, ulceradas, hipopigmentadas o hiperpigmentadas.4 Los signos generales que se traducen de esta diseminación de la enfermedad pueden estar ausentes, ser mínimos o graves: poliadenopatías, cefalea, faringitis, disfonía, artralgias, dolores óseos, fiebre, hepatoesplenomegalia, síndrome meníngeo, entre otros.4 El diagnóstico de sífilis es el resultado de la correlación entre las manifestaciones clínicas, los exámenes de laboratorio y los antecedentes epidemiológicos.2

Conclusiones:

En los últimos años hemos encontrado un aumento de los casos de sífilis. Si bien se trata de una enfermedad prevenible, fácil de diagnosticar y de tratar, las estadísticas nacionales e internacionales, y nuestro trabajo, muestran que continúa en aumento, lo que destaca la importancia de que existan políticas sanitarias que garanticen el acceso universal al sistema de salud, con un correcto control prenatal y posnatal de las embarazadas, y la educación sexual de la población.

En nuestro caso, si bien la transmisión pudo ser a través de las lesiones húmedas en pezones que presentó la madre, no se puede desestimar la posibilidad de abuso sexual.

Cabe recordar que dicha entidad puede cursar en forma asintomática o presentar diversas manifestaciones en piel, mucosas y sistémicas, remedando otras enfermedades, por lo que debemos tenerla presente ante la consulta de un niño con exantema.

Referencias

REFERENCIAS:

  1. Tellería RL, Dumondín V, Cirio A, Buján MM, Costa M, Buchovsky A, Berberian G, Cervini AV. Sífilis en la infancia: estudio retrospectivo en un hospital pediátrico. Dermatol. Argent. 2017, 23 (2):66-72.
  2. Fich F. Diagnóstico y tratamiento de la sífi Dermatol Argent 2008;14(3):182-190.
  3. Bermejo A, Leiro V. Sífilis. El desafío permanente. Dermatol. Argent 2011;17:156-159.
  4. Vargas Pérez K, Mena Cedillos C, Toledo Bahena M, Valencia A. Sífilis congénita, la gran simuladora. Dermatol Rev Mex 2014; 58:40-47.
  5. Woods CR. Syphilis in children: congenital and acquired. Semin Pediatr Infect Dis 2005; 16:245-257.
  6. Long FQ, Wang QQ, Jiang J, Zhang JP, et ál. Acquired secondary syphilis in preschool children by nonsexual close contact. Sex Transm Dis 2012; 39:588-590.
  7. Diagnóstico y tratamiento de sífilis. Recomendaciones para los equipos de Salud. Dirección de Sida, ETS, Hepatitis y TBC, Secretaría de Gobierno de Salud, Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. Argentina, 2019.
Please follow and like us:

Sea el primero en comentar este artículo

Deje su comentario

Su casilla de mail no será publicada.


*