Apostillas dermatológicas 38

Dermatologic notes 38

Autores | Contacto

N E Driban* y V Parra**

* Profesor Titular Efectivo del Área de Dermatología. Facultad de Medicina. Universidad Nacional de Cuyo. Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Español. Mendoza.
** Profesora Adjunta Efectiva del Área de Dermatología. Facultad de Medicina. Universidad Nacional de Cuyo. Jefa del Servicio de Dermatología del Hospital L. Lagomaggiore. Mendoza.
Hospital Español de Mendoza. Servicio de Dermatología. San Martín 975 (5501). Godoy Cruz. Mendoza. e-mail: dermatologia@espanol.com

Dirección
Prof. Dr. Ricardo E. Achenbach

 

Artículo | Referencias

1) En un estudio de 91965 mujeres entre 40 y 65 años de edad, se encontró 363 casos de melanomas y una historia de endometriosis significativamente importante, con 5949 casos de esta patología ginecológica, durante un seguimiento de doce años. Es decir, que una historia personal de endometriosis puede hallarse como probable factor de riesgo para melanoma. Esto sería el producto de una alteración del balance alélico de los genes tumores-supresores, que predisponen a ambas patologías 1.
2) En un paciente de 55 años de edad, afectado de una enfermedad de Darier desde los 17, se instituyó un tratamiento local con 5- fluoruracilo tópico al 1% cada dos días, alternado con clobetasol para aumentar la tolerancia durante cinco meses, con mejoría calificada como muy buena y sin recidivas, luego de dos meses de suspendida esa medicación.
Lo interesante de este trabajo es la hipótesis nueva sugerida por sus autores. La misma es que ese citostático actúa restaurando la concentración de calcio intracitoplasmático, lo que conduce a una queratinización renovada. Esto compensaría la falla presente en el mecanismo de la ATP fosforilacióndesfosforilación presente en el Darier, por mutación en el gen ATP2-A2 que codifica la bomba del calcio del retículo endoplásmico 2.
3) La catelicidina-LL37 es uno de los péptidos anti-microbianos que producen y secretan los queratinocitos y que participan en enfermedades inflamatorias. Su papel disminuido en la atopia llevaría a una mayor susceptibilidad para las infecciones. Por el contrario, su superabundancia en la rosácea causaría la inflamación propia de esa dermatosis. También, se ha sugerido su participación en la psoriasis, uniéndose al propio DNA del paciente, estimulando las células dendríticas plasmocitodes y gatillando una respuesta auto-inmune 3.
4) El primer caso de un quiste hidatídico subcutáneo aislado fue reportado por Chevalier y col 4 en el año1994, ocupando la parte posterior del muslo izquierdo. También fue comunicado por Ozturk y col 5 siete años después, localizado en la cara.
5) Wollina y col 6 relataron una nueva dermatosis caracterizada por la aparición en dos
pacientes de pápulas eritematosas en cara, luego de la toma oral de éxtasis. La misma simulaba una dermatosis peri-orificial o un rash acneiforme sin comedones.
Adicionalmente estos pacientes tenían hiperhidrosis. Como tratamiento instituyeron metronidazol al 1% con desaparición de las lesiones en forma total.
6) En el síndrome APECED, (autoinmune polyendocrinopathy-candidiasis-ectodermal dystrophy) que asocia candidiasis mucocutánea con distrofia ectodérmica y alteraciones endocrinológicas es conocida la asociación con carcinoma de esófago. Esta, no había sido reportada en pacientes que presentaban exclusivamente candidiasis mucocutánea. Rosa y col, recientemente describen esta asociación, la atribuyen a falta de higiene en estos pacientes, como así también a la irritación crónica producida por la cándida. Recomiendan evitar el alcohol, el cigarrillo y realizar endoscopía ante la aparición de síntomas esofágicos 7.
7) Es habitual la referencia que la pitiriasis versicolor es más frecuente durante el embarazo y el posparto, que fuera de este período. En el estudio de Zamprino y col se estudiaron 60 embarazadas durante todo el embarazo y hasta seis meses después del parto; se evaluó además mediante cultivo, la colonización con Malassezia furfur. Los resultados demostraron que si bien la colonización con M. furfur fue significativamente mayor que en la población no embarazada, la frecuencia de pitiriasis versicolor encontrada, coincidió con la de la población general que convive en el mismo clima cálido 8.
8) La hipomelanosis macular progresiva es un desorden común generalmente mal diagnosticado. Se caracteriza por máculas hipopigmentadas bien definidas, no descamativas localizadas en el tronco y parte proximal de las extremidades. Es totalmente asintomática y persiste por años, para desaparecer en la edad media de la vida. Histológicamente se caracteriza por disminución de pigmento en la epidermis, con pequeños melanosomas unidos a la membrana, en la microscopía electrónica. El patógeno responsable sería el P. acnes por lo que debe ser diferenciada de la pitiriasis alba y versicolor, ya que los tratamientos de elección son: la clindamicina al 1% y el peróxido de benzoilo al 5%, aplicados diariamente durante 12 semanas 9.
9) La primera pintura de un paciente con porfiria hepatoeritropoyética data de 1599, cuando el médico Aldrovandi pinta a una joven de 20 años, con una marcada hipertricosis facial y evidente falta de pelo en el resto de su cuerpo. Durante muchos años esta pintura fue interpretada como una paciente con hipertricosis lanuginosa, pero estudios detallados además de una cuidadosa recopilación de antecedentes de la familia, han determinado que se trata de una portadora de porfiria hepatoeritropoyética, siendo la primera representación de esta enfermedad 10.
10) La referencia más antigua de la urticaria se encuentra en “The Yellow Emperor´s Inner Classic”, Huang Di Nei Jing, escrito aproximadamente 10.000 años antes de Cristo. En el capítulo 64 de las Cuestiones Básicas, la urticaria se denomina “Fen Yin Zheng”, que significa eritema oculto serpenteante, vocablo con la que se la conoce hasta la actualidad 11.

REFERENCIAS

1. Kvaskoff M, Mesrine S, Fournier A y col. Personal History of Endometriosis and Risk of Cutaneous Melanoma in a Large Prospective Cohort of French Woman. Arch Inter Med 2007; 167: 2061-2065.

2. Velasco S y Guillet G. Amélioration d’une Maladie de Darier traitée par 5- fluoruracil topique. Ann Derm Venereol 2006; 133: 366-368.

3. Schauber J, Ruzicka T y Rupec RA. Cathelicidin-LL37. Ein zentraler Faktor in der Pathogenese entzündlicher Dermatosen? Hautarzt 2008; 59:71-72.

4. Chevalier X, Rhamouni A, Bretagne S y col. Hydatid Cyst of the Subcutaneous Tissue Without Other Involvement: MR Imaging Features AJR 1994; 163: 645-646.

5. Ozturk S, Devec M e Yldim S. HydatidCyst in the Soft Tissue of the Face Without Any Primary. Ann Plast Surg 2001; 46: 170-173.

6. Wollina U, Kammler HJ, Hesselbarth N y col. Ecstasy Pimples- A New Facial dermatosis. Dermatology 1998; 197: 171- 173.

7. Rosa D, Pasqualotto AC y Denning DW. Chronic mucocutaneous candidiasis and oesophageal cancer. Med Mycol 2008; 46: 85-91.

8. Zamprino MR, Osti F y col. Prevalence of pityriasis versicolor in a group of Italian pregnant women. J Eur Acad Dermatol Venereol 2007; 21: 1249-1252.

9. Relyved G, Menke H y Westerhof W. Progressive macular hypomelanosis: an overview. Am J Clin Dermatol 2007; 8: 13-19.

10. Biolcati G y Dolazza C. 1599: first iconographic description of hepatoerythropoietic porphyria. Int J Dermatol 2006; 45: 976-978.

11. Lennart J. Historia de la urticaria y del angioedema. Historia de la Dermatología 2001; 4 (1): 61-63.

Referencias

REFERENCIAS

1. Kvaskoff M, Mesrine S, Fournier A y col. Personal History of Endometriosis and Risk of Cutaneous Melanoma in a Large Prospective Cohort of French Woman. Arch Inter Med 2007; 167: 2061-2065.

2. Velasco S y Guillet G. Amélioration d’une Maladie de Darier traitée par 5- fluoruracil topique. Ann Derm Venereol 2006; 133: 366-368.

3. Schauber J, Ruzicka T y Rupec RA. Cathelicidin-LL37. Ein zentraler Faktor in der Pathogenese entzündlicher Dermatosen? Hautarzt 2008; 59:71-72.

4. Chevalier X, Rhamouni A, Bretagne S y col. Hydatid Cyst of the Subcutaneous Tissue Without Other Involvement: MR Imaging Features AJR 1994; 163: 645-646.

5. Ozturk S, Devec M e Yldim S. HydatidCyst in the Soft Tissue of the Face Without Any Primary. Ann Plast Surg 2001; 46: 170-173.

6. Wollina U, Kammler HJ, Hesselbarth N y col. Ecstasy Pimples- A New Facial dermatosis. Dermatology 1998; 197: 171- 173.

7. Rosa D, Pasqualotto AC y Denning DW. Chronic mucocutaneous candidiasis and oesophageal cancer. Med Mycol 2008; 46: 85-91.

8. Zamprino MR, Osti F y col. Prevalence of pityriasis versicolor in a group of Italian pregnant women. J Eur Acad Dermatol Venereol 2007; 21: 1249-1252.

9. Relyved G, Menke H y Westerhof W. Progressive macular hypomelanosis: an overview. Am J Clin Dermatol 2007; 8: 13-19.

10. Biolcati G y Dolazza C. 1599: first iconographic description of hepatoerythropoietic porphyria. Int J Dermatol 2006; 45: 976-978.

11. Lennart J. Historia de la urticaria y del angioedema. Historia de la Dermatología 2001; 4 (1): 61-63.

Sea el primero en comentar este artículo

Deje su comentario

Su casilla de mail no será publicada.


*