Tiempo de re-cambio

El actual número de la Revista es el cuarto del corriente año (2016) y último del que seré Editor, prestigiosos colegas me sucederán y estoy seguro que la Revista aumentará su nivel académico.
Ha sido un gran placer y he disfrutado el compartir estos años con los colegas que nos han leído, no solo de Argentina sino de varios países de habla hispana y de Brasil. He corregido trabajos de México, Chile, Colombia, Venezuela, España, Cuba, Perú, Uruguay y Paraguay entre otros y aprendí de cada uno de ellos. La Revista, órgano de difusión de la Asociación Argentina de Dermatología, se encuentra “on line” desde 2008 y a partir de 2011 he tenido el placer de ser su Editor, con la colaboración del Comité de Redacción.
Mi primera tarea fue entregar cada número de la Revista en fecha, con la menor cantidad de errores posibles y ello significó un esfuerzo no solo personal, sino del “alma mater” de la Revista: Beatriz (“Betty”) Santich. Ojalá que prosiga con esta tarea, ambos tuvimos en el Profesor Magnin un muy buen maestro. La Revista, órgano de difusión científica de la Asociación Argentina de Dermatología, es la más antigua de la Argentina y debe continuar mejorando, número a número.
Tengo la esperanza que la Revista continuará entregándose y apareciendo “on line” en tiempo y forma; el contenido, a mejorar siempre como la vida misma, dependerá de los autores de trabajos.
Soy consciente que se necesitan más trabajos de investigación clínica, otros con series grandes de pacientes y convalidación estadística, pero la experiencia individual es no sustituible.
Agradezco a las autoridades de la AAD la libertad otorgada y el hecho de haber podido estrechar lazos de amistad, con colaboradores frecuentes como Antonio Pérez Elizondo.
También agradezco al Secretario Administrativo de la Asociación Argentina de Dermatología: Gabriel, por sus sugerencias y ayuda cibernética.
El re-cambio no significará despedida sino un “hasta pronto”. Una buena Revista hace que una actividad cada vez más rara, la lectura, sea revitalizada, espero eso suceda, especialmente con los colegas de mi País.

Prof. Dr. Ricardo E. Achenbach

Editor

Sea el primero en comentar este artículo

Deje su comentario

Su casilla de mail no será publicada.


*